La tierra de los olivos

Las características de nuestros jabones naturales mejoran con el paso del tiempo. Después de un mes de elaborados están listos para su uso, pero a medida que pasa el tiempo van ganando calidad. Esto se debe a que el proceso de saponificación va madurando, generando un producto con mayor equilibrio en su composición.

Nuestros jabones son creados a partir de la técnica en frío, ésta lleva un proceso artesanal de 2 días: La preparación y selección de ingredientes, vaciado, desmolde y corte. Gracias a este procedimiento los ingredientes naturales conservan todas sus propiedades. A partir del segundo día los jabones se ponen en un lugar fresco y seco donde puedan curarse por un mes como mínimo.

Las costas de Francia y España son las madres de nuestra materia prima: El aceite de oliva. A partir de éste hemos aprendido a generar diferentes especialidades para el cuidado de la piel con plantas medicinales.

El trabajo cotidiano, el esfuerzo y dedicación para crear nuestros productos tienen la recompensa de la tierra:  Brindarnos sus más exquisitos frutos.

Proceso de elaboración en frío

Con el paso del tiempo, mejor.

DESPÚES DE 2 DÍAS DE TRABAJO ARTESANAL, LOS JABONES DEL OLIVO REQUIEREN UN MES DE CURACIÓN PARA OBTENER SUS CARACTERÍSTICAS

DEDICACIÓN Y ESFUERZO  PARA OBTENER LOS MÁS FINOS JABONES NATURALES